euskadi.eus
euskadi.eus
euskadi.eus

Arranca el proceso de selección del prestigioso Basque Culinary World Prize

Fecha de publicación: 

La marca Euskadi vuelve a situarse como referencia internacional en materia de cambio social e innovación, y de nuevo gracias a la gastronomía.

La marca Euskadi vuelve a situarse como referencia internacional en materia de cambio social e innovación, y de nuevo gracias a la gastronomía. El Basque Culinary Centerha arrancado el proceso de selección para designar al ganador de la cuarta edición del Basque Culinary World Prize, un galardón dotado con 100.000 euros que pretende premiar a chefs con iniciativas transformadoras que trascienden el ámbito de la cocina y promueven la interacción de esta disciplina con el entorno.

Este galardón, que forma parte de la Estrategia Euskadi-Basque Country, distingue la gastronomía como un valioso motor para llevar a cabo cambios transformadores en la sociedad, y constituye al mismo tiempo un paso más en la consideración del País Vasco como un destino gastronómico fuera de serie. Este prestigioso certamen, que ya ha celebrado tres ediciones, quiere premiar a chefs transformadores de cualquier nacionalidad y cultura culinaria que acrediten una trayectoria profesional destacada en materia de innovación gastronómica, salud, nutrición, educación, medio ambiente, industria alimentaria y desarrollo social o económico.

Para analizar ese bagaje, el Basque Culinary Center cuenta con un jurado integrado por algunos de los chefs más influyentes del mundo, académicos y expertos internacionales, entre los que se encuentran Joan Roca, Dominique Crenn, Eneko Atxa, Joshihiro Narisawa, Pia Sörensen, Manoela Buffara, Andoni Luis Aduriz y el ganador de la edición del pasado año, el escocés Jock Zonfrillo, entre otros muchos.

Precisamente, el pasado año el jurado distinguió el trabajo del chef Zonfrillo a la hora de recuperar la memoria gastronómica de los pueblos indígenas australianos en su prestigioso restaurante Orana y a través de los programas de televisión en los que participa. Su programa The Orana Foundation ha ayudado a las comunidades indígenas a producir y comercializar sus productos autóctonos, y a documentar más de 10.000 ingredientes nativos.

Un año antes, en 2017, la ganadora del Basque Culinary World Prize fue la chef colombiana Leonor Espinosa. Su trabajo en la Fundación Leo Espinosa (Funleo) le ha permitido reivindicar el saber ancestral de poblaciones indígenas y afrocolombianas, e impulsar procesos de crecimiento rural basados en la soberanía alimentaria.

María Fernanda Di Giacobbe, primera ganadora del premio en 2016, ha centrado su vida profesional en torno a una materia prima, el cacao criollo, como fuente de identidad, cultura y riqueza económica. El cacao le ha permitido formar a más de 8.500 personas en sus talleres de bombonería, la mayoría mujeres en situación de vulnerabilidad económica, y desarrollar el proyecto Cacao de Origen, para la investigación y promoción del cacao y el chocolate venezolanos.

Estos tres chefs se han convertido en motores de desarrollo y cambio social en sus respectivos ámbitos gracias a la gastronomía. Todos comparten los valores que quiere distinguir el Basque Culinary World Prize como parte de la estrategia Euskadi-Basque Country, basados en la excelencia y la vocación transformadora, y en el equilibrio entre identidad y creatividad, y cooperación y colaboración.

Euskadi, bien común