Las cifras de la solidaridad en Euskadi: casi 38 millones y 120 iniciativas de cooperacin en 2019

Fecha de publicacin: 

solidaridad

Euskadi es sinónimo de solidaridad. A lo largo de nuestra historia los vascos hemos llevado a cabo una intensa actividad en materia de cooperación que ha sido reconocida en todo el mundo. Nombres como Ignacio de Loyola, Juan de Zumárraga, Ignacio Ellacuría, Andrés Urdaneta y Juan de Garay, entre muchos otros, simbolizan la tradición solidaria que ha caracterizado a Euskadi durante siglos y que se ha mantenido hasta nuestros días. Y el año 2019 ha sido un nuevo exponente de ella.

La Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo, organismo dependiente del Gobierno Vasco para luchar contra las desigualdades y la pobreza y promover el desarrollo humano, destinó el pasado año un total de 37,6 millones de euros para financiar alrededor de 120 proyectos de cooperación, educación y acción humanitaria. Más de la tercera parte de esos recursos ha permitido apoyar uno de los objetivos considerados estratégicos por la Agencia, el empoderamiento de las mujeres, a través de los numerosos programas e iniciativas impulsadas durante el presente ejercicio.

La mayor parte del presupuesto de la Agencia, 30 millones, ha tenido como objetivo la financiación de programas de cooperación para el desarrollo. En concreto, dentro de este capítulo se han impulsado planes de lucha contra la pobreza en países deprimidos de Centroamérica y Sudamérica, Senegal, Malí e India. Dentro de este mismo apartado, la Agencia puso en marcha cuatro iniciativas de desarrollo productivo, formación y asistencia tecnológica por valor de 1,1 millones de euros en Pakistán, Cuba y Euskadi, y aprobó un total de 17 planes de educación para la transformación social en Euskadi, cuyo objetivo es abordar las causas estructurales que generan desigualdades en el planeta.

La actividad de la Agencia en 2019 se complementó con el apoyo a iniciativas encaminadas a proteger a personas afectadas por crisis humanitarias, especialmente a quienes sufren situaciones de violencia prolongada y a quienes padecen conflictos armados. Los casi cuatro millones de euros que la Agencia destinó a estos objetivos se distribuyeron entre proyectos de acción humanitaria en Líbano, Palestina, Etiopía y Nigeria, y en estrategias de acción humanitaria en Palestina, Líbano, República Centroafricana, Venezuela, Colombia y Ecuador.

Además, por primera vez el organismo dependiente del Gobierno Vasco ha destinado un total de 100.000 euros al Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencias de Naciones Unidas, una cantidad que tiene previsto mantener durante el presente año 2020, y cuyo objetivo es generar un fondo asistencial para poder ofrecer una respuesta inmediata a zonas que sufren catástrofes naturales o crisis humanitarias.

Estas actividades se han desarrollado de la mano de otras iniciativas como el Programa Interinstitucional de Agua y Saneamiento Centroamérica-Euskadi, puesto en marcha en 2018 con la colaboración con la Agencia Vasca del Agua-URA, y que ha recibido casi 120.000 euros provenientes de los ingresos obtenidos del canon del agua, y como los planes en favor de la equidad de género. Concretamente han sido cinco los proyectos desarrollados por Organizaciones No Gubernamentales para este fin, que han absorbido casi 150.000 euros destinados a promover acciones para erradicar la desigualdad de género en diversos ámbitos.

La Agencia también ha mantenido más de una decena de becas para garantizar la estancia de cooperantes en diversos proyectos de Naciones Unidas en países empobrecidos, y ha colaborado con la Dirección de Juventud del Gobierno vasco para financiar la presencia de un centenar de cooperantes en países deprimidos, dentro del programa Juventud Vasca Cooperante.

Por último, dentro de su actividad se enmarca la entrega del premio Ignacio Ellacuría, dotado con 15.500 euros y que pretende reconocer el trabajo en favor de la igualdad y la justicia. Este galardón, que ya ha reconocido la labor de personas como el periodista Mikel Ayestaran y la activista guatemalteca Lolita Chávez, se entregará a principios de año.